Entrevista a Pedro el Granaíno

lundi 17 janvier 2022 par Claude Worms

Entrevista a Pedro el Granaíno — XXXII Festival Flamenco de Nîmes, 15 de enero de 2022.

Flamencoweb : ¿ Cómo aprendiste a cantar ?

Pedro el Granaíno Es curiosa esa pregunta… el cante no se aprende, se trae. Y se nace. Tú puedes traer las condiciones para cantar flamenco pero es claro que si tú no estudias la base de lo que es el flamenco para poder dedicarte profesionalmente a eso, no tienes futuro, el futuro está en estudiar el cante, en la constancia ¿ no ? Entonces si yo me pongo a decir cuándo empiezo a decir el cante… De pequeño, siempre se ha tenido costumbre en mi familia de cantar… de cantar, no profesionalmente… hay una diferencia entre cantar en una fiesta con la familia… normal, y subirte a un escenario y tener un público delante y te dedicas a esto.

FW : Tú estilo vocal está basado en él de Camarón pero sueles aplicarlo a las composiciones de Enrique Morente. Es algo difícil, pero al final resulta ser un estilo musical profundamente original.

PG : Yo creo que ha sido sin pretenderlo, pero sí, por la herencia de que tuve la suerte de ver, con once años, un mano a mano en los jardines de Neptuno en Granada, de Camarón con Enrique Morente, y yo recuerdo aquel mano a mano de Camarón con Enrique , pues… nosotros como gitanos… Camarón era y sigue siendo nuestro ídolo. La gente que no conocía a Morente tenía, incluso un poquito de temor, de decir : ¿ Cómo va a salir Enrique esta noche a cantar ? A ver cómo sale Camarón, porque ¡ojo ! está en la tierra de Morente, no sé cómo va a salir… Esto sería, como un cierto miedo entre aquella afición que era muy” camaronera” … y aquel día, de allí salió mucha gente siendo de Morente, de aquel concierto… incluido yo. ¿ Por qué ? Porque al final no hubo una rivalidad entre dos compañeros sino una “compaginación” yo recuerdo que salió Enrique a cantar “Los Saeteros ” y llevaba a veinte músicos y luego después de Enrique formar taco, salió Camarón se sentó en la silla, y dijo : “Buenas noches, voy a cantar un poquito por soleá y luego a pedir lo que queráis” y fue tremendo… Eran dos Titanes que a mí se me quedaron clavados en la mente y yo sin pretenderlo, dio medio esa voz que tiende a tirar a Camarón, y sin embargo aquí siempre tengo a Enrique, entonces es una mezcla un poco rara pero que ha resultado.

FW : Cuando uno te escucha con atención nota otras influencias más antiguas como las de Tomás Pavón, Manolo Caracol, El Chocolate…, etc.

PG : Todos los cantaores tenemos que dedicarnos a estudiar a todos los cantaores. Otra cosa es, una vez que tú lo estudias… copiar, no creo que eso exista y siempre lo he dicho… Lo de imitar, creo que es una parodia, y que se puede imitar un gesto, tú puedes imitar una mano, una postura, tú no puedes imitar un alma el alma de Camarón, imposible imitarla, el alma de Tomás, imposible imitarla. Yo, cuando recuerdo a Camarón siendo un camaronero, jamás pretendí tener el pelo de Camarón ni ponerme una chaqueta como Camarón. Cuando cierro los ojos me pongo a pensar en Enrique miro un alma, eso, imposible imitarlo. Hay otros tipos de artistas que van a la imitación pero la imitación del personaje, no de la voz, imposible imitar a alguien en el flamenco…. Entonces siempre he dicho que hay que estudiar a todos los artistas. Yo escucho a Juan Valderrama, yo escucho a Pepe Marchena, y a Manuel Vallejo y a Manuel Torre… A mí me llegó Tomás Pavón de una manera especial. Yo escucho a todos y cuando yo escucho a Tomas mi corazón siente algo diferente ni mejor ni peor que otro, pero me sienta diferente… Y Tomás entra y me dice “hay otra puerta” no solamente lo que yo había escuchado . Yo he escuchado al Chocolate, y El Chocolate, quizá siendo el más discípulo de Tomás de todos los de su generación y más profundo incluso que Tomás, Chocolate tiene un eco muy profundo pero por la manera de estudiarlo, me es más fácil estudiar a Tomás que a otro. Con Enrique Morente me pasa lo mismo, he pasado de estudiar a Enrique a estudiar a los más antiguos. Si nos ponemos en la escuela de Chacón, Enrique a mí me lo pone más fácil… para llegar a Chacón escucho a Enrique. Yo llego a Chacón a través de Enrique Morente, es la manera de llegar a la base. Es importantísimo escuchar a todos porque luego tú tienes que conocer tu voz, y tu voz, quizá encuentre el registro que tú nunca creíste que podías llegar. Sin embargo, a la hora de estudiarlo y con el tiempo, descubres que tú media voz puede ser una granaína de Vallejo… tú media voz… y con tu voz entera….

FW : La última vez que te vimos fue en un recital en el Lope de Vega en Sevilla (bienal 2018). Cantaste una larga suite (granaína deVallejo / malagueña de Chacón / fandangos del Carbonerillo y de Rengel abandolaos). Esa suite Antonio de Patrocinio te la acompañó por granaína ¿ Cómo surgió la idea ? ¿ Lo habéis ensayado juntos ? O ¿ tú te traías esa suite ya hecha y se encargó Antonio de encontrar el acompañamiento adecuado ?

PG : Así es… se montó así, con mi guitarrista Patrocinio dando el tono de la granaína al uno o al dos, entonces estando en el uno, me pedía un fandango de Rengel , el abandolao, pero estando en el dos la tesitura me pedía otro tipo de fandango y bueno, si meto aquí la malagueña de Chacón… Al fin y al cabo por eso decimos que en el flamenco está todo inventado, pero cada persona tiene que darle su forma, no puede haber dos cantaores iguales, porque yo siento de una manera… Cuando últimamente se dice “bueno, ya casi todo el mundo canta igual”, yo pienso que es todo lo contrario, hay una generación de cantaores muy extensa y cada uno canta a su forma. Lo que pasa es que por la manera de cantar, nuestra generación tiene una base que son Camarón y Enrique. Hay muchos compañeros míos que están descubriendo a Enrique, incluso a través de mí. Los tientos de la “Leyenda del Tiempo” : muchos compañeros se sorprendieron y me preguntaban ¿ eso de quién es ? Eso es de Enrique ¿ Y en la “Leyenda del Tiempo” ? Sí, una “Leyenda del Tiempo” que Enrique dejó grabada, ¡ claro ! Y ellos mismos se sorprendieron de escucharlo.

FW : Has grabado muy poco y sin embargo llevas muchos años dando conciertos ¿ Prefieres el directo más que el trabajo en estudio ?

PG : Si yo canto una letra por siguiriya que se la estoy cantando a mi madre que la tengo fallecida desde hace treinta años… tú puedes cantar una letra por siguiriya acordándote de tu madre pero si la tienes en casa y está bien, y es una letra de fatigas, las fatigas no van a ser igual, nunca. Es decir, uno se acuerda de que en el tercer mundo hay niños que están pasando hambre y te acuerdas de ello, pero tú no lo estás viviendo en tu propia carne. No se puede cantar sin fatigas en el escenario. Si yo canto una letra que son fatigas y no las he pasado las estoy interpretando pero no las estoy viviendo.

Yo soy cantaor de directo y no me gusta escucharme, porque creo que se pierde ese momento de magia, cuando lo escuche, se habrá perdido todo ese momento de conexión con el público, con tus compañeros… ese momento mágico que está ahí, ese momento se vive ahí.

Grabar en estudio es otro mundo. Yo tengo la suerte de que en las cuatro o cinco colaboraciones que tengo por ahí, con fenómenos, suena la voz tremenda, pero, yo me quedo con los directos, me gusta el público. Pasas esos nervios que tienes que pasar cuando estás frente al público, un día estás cansado y la voz no te responde por un lado y tienes que recortar y tienes que buscar otro camino para llegar al sitio — que eso es importante también. Hay días que tú puedes estar cansado y crees que no puedes actuar y no puedes pasar por ahí pero puedes rodear para llegar ahí y eso hace que ese día sea especial, porque tenías que subir hasta aquí. Como estoy limitado, lo rebusco y hago “pim, pim, pim” y llego al sitio por otro lado, pero he llegado…

FW : En aquel concierto en el Lope de Vega cantaste la famosa siguiriya de cierre de Manuel Torres, pero la cambiaste metiendo una introducción que anuncia el largo ayeo que llega más tarde en la composición original. Le daba un efecto de eco muy hermoso. Este tipo de idea ¿ la trabajas en frío ? o se te viene así de repente al salir al escenario.

PG : A veces estando en el camerino te dicen “diez minutos”. Yo me pongo a orar, yo se lo pido todo a Dios y le digo que me bendiga y que bendiga a mis compañeros y al público y que todos seamos uno. Pero una vez que sales al escenario te vienen cosas que no has probado ni has ensayado. Hay algo ahí que te diga “no hagas esto” y no sabes lo que vas a hacer… por eso el flamenco es tan diferente al resto de músicas es una música que sale del corazón. Tú puedes tener unos esquemas y las cosas hechas — que es lo normal —, pero si no pasan esas cosas sería un poco…

El concierto de hoy va a ser totalmente diferente porque la persona que me acompaña (Salvador Gutiérrez — NDR) no me acompaña nunca, eso ya … va a ser diferente, ni peor ni mejor pero diferente… te lo digo yo.

Con Patrocinio, cuando hay algo que nos sale… ”¿ te ha gustado así ?, pues tenemos que hacerlo… pues vale, lo ponemos”. Hay cosas que las hemos hecho y se han quedado ahí y otras cosas que hemos hecho y se han tirado palante.

FW : En el Lope de Vega cantaste unas soleares de Cádiz, de Triana… etc., pero las tesituras son muy diferentes. Antonio de Patrocinio te ayudó modulando de por medio a por arriba…

PG : Yo a Antonio lo conocí, lo conocí tocándole al Pele, yo fui a un concierto del Pele para escuchar a Antonio. A mí me gustaba su manera de acompañar al Pele en la soleá. Me bajé a saludarlos y a Antonio le sorprendió que yo fuera a verlo. Coincidimos en un festival en los corrales y desde ese día no lo solté… y lo de la soleá es muy curioso, porque me dice : “ Perico, ¿ qué soleá vas a hacer ? ¿ Por medio o por arriba ? Digo : “no sé, igual la canto por arriba”. Y como salí nervioso : “Pónmela por medio”.

FW : ¿ Cantar en Nîmes representa algo especial para ti ?

PG : Sí. Tenía muchas referencias de los compañeros : el festival de Nîmes, el festival de Nîmes… hay que ir a Nîmes… Cuando me llamaron hace dos años se suspendió por la pandemia. Es una alegría porque es uno de los puntos de referencia para cualquier cantaor estar en un festival tan importante como el de Nîmes.

Entrevista : Claude Worms / Flamencoweb.fr

Redacción : Maguy Naïmi / Flamencoweb.fr

Fotos : Théâtre de Nîmes / Sandy Korzekwa





Accueil | Contact | Plan du site | Espace privé | info visites 11995640

Site réalisé avec SPIP 3.2.7 + ALTERNATIVES

RSSfr

Mesure d'audience ROI statistique webanalytics par WebAnalytics